La Gobernadora Brown ha firmado una orden ejecutiva para levantar todas las restricciones de salud y seguridad de COVID-19, que incluyen el mandato de máscara en todo el estado de Oregon y el sistema de nivel de riesgo del condado, efectivo a partir del miércoles 30 de junio. Ya no habrá restricciones sobre el distanciamiento físico o los límites de capacidad, como se describió anteriormente en el sistema de niveles de riesgo del condado. Sin embargo, las máscaras seguirán siendo necesarias en determinados entornos, como aeropuertos, transporte público e instalaciones de atención médica.

Actualmente, el 69,5% de los residentes de Oregon mayores de 18 años han recibido al menos una dosis de la vacuna contra el COVID-19. En el condado de Hood River, el 72,4% de los adultos mayores de 16 años han recibido al menos una dosis. "Es debido a este éxito que podemos hacer avanzar a Oregon y al próximo capítulo de esta pandemia", declaró la Gobernadora Brown. “Estamos listos.” El estado cambiará el enfoque hacia los esfuerzos de recuperación y abordará los impactos económicos de la pandemia en las comunidades de Oregon.

Si bien Oregon se mueve hacia la reapertura, es importante tener en cuenta el aumento en las variantes de COVID-19 presentes en todo el estado. Por favor anime a los que le rodean a vacunarse para proteger a nuestra comunidad y mantenernos avanzando en la dirección correcta.